Make your own free website on Tripod.com
devil:\site\hardware\MICROPROCESADORES

Microprocesador, el cerebro de tu PC.

El Microprocesador es ni más ni menos que el cerebro de nuestra computadora, o sea, el encargado de realizar todas las operaciones de cálculo, y de administrar la información que pasa por la computadora, generando órdenes para que los demás elementos trabajen.
Los micros, como los llamaremos en adelante, suelen tener forma de cuadrado negro, y en general van sobre un "zócalo" (socket en inglés), o soldados en la placa o, como en el caso del Pentium II, metidos dentro de una especie de cartucho que se conecta a la placa base (aunque el chip en sí está soldado en el interior de dicho cartucho,estos son denominados slot-x).

¿Cómo funciona?

El procesador es un chip cuya función principal es la de ejecutar instrucciones. Una instrucción es una orden que indica al procesador qué debe hacer con los datos que tiene, y que a la vez forma lo que conocemos como programas. Un procesador recibe instrucciones y datos de la memoria para ser ejecutados, o sea, busca los datos y lleva a cabo la orden de la instrucción. Por ejemplo, si se trata de una suma, realizarla.
Las partes de un procesador se pueden clasificar en dos grandes grupos, la unidad de control y las unidades de proceso. La unidad de control es la encargada de supervisar que las instrucciones se ejecuten de forma correcta, mientras que las unidades de proceso son las encargadas de realizar las operaciones propiamente dichas. La cantidad y calidad de unidades de proceso disponibles en un procesador marcan claramente la velocidad del mismo.
Otro aspecto muy importante es el formato de las instrucciones. Existen dos grandes familias de formatos de instrucciones que siguen filosofías distintas, el formato RISC y el formato CISC.
· RISC: Las máquinas RISC cuentan con instrucciones cortas y de tamaño fijo. La ventaja de esto es que se tarda muy poco en llevar a cabo una instrucción. El problema es que los programas requieren muchas instrucciones y por lo tanto tienen un tamaño considerable.
· CISC: Las máquinas CISC tiene instrucciones de tamaño variable (según los operandos que necesiten), una misma instrucción puede llevar a cabo varias funciones. La ventaja es que una instrucción hace muchas cosas, el problema es que se tarda mucho en procesar una instrucción.
Un ejemplo de esto es la gama de procesadores Pentium de Intel, que sigue instrucciones CISC, mientras que AMD con su procesador Athlon sigue una filosofía RISC.
¿Cómo puede ser esto posible si los dos procesadores tienen las mismas instrucciones? Esto es posible ya que el procesador Athlon traduce las instrucciones CISC a varias instrucciones RISC. El tiempo perdido en esta conversión se gana después al ejecutar más rápido su código interno, es obvio que sería mucho mejor que los programas estuvieran escritos directamente en código RISC pero esto no es viable por razones de compatibilidad.
Estas características forman lo que se llama arquitectura, e incluyen la forma de conectar, las diferentes unidades de proceso, filosofía seguida,... Un procesador a la misma frecuencia de reloj que otro de distintos fabricantes pueden tener rendimientos muy diferentes dependiendo de la arquitectura usada. Hoy por hoy los avances en procesadores sólo se llevan a cabo en el aspecto de fabricación. Un mayor rendimiento se consigue sólo aumentando los Mhz de los procesadores pero no se avanza en el tema de las arquitecturas ya que por ejemplo el Pentium III sigue la misma filosofía y tiene una arquitectura muy similar a la del Pentium Pro que ya tiene unos cuantos años.

Las partes más importantes del Micro

El microprocesador, como todo equipo, cuenta con distintas partes que te vendría muy bien conocer (al menos de nombre). Las más importantes son:

El encapsulado: lo que rodea a la oblea de silicio. Su función es darle consistencia, e impedir su deterioro (por ejemplo por oxidación con el aire). Además, permite el enlace con los conectores externos que lo acoplarán a su zócalo o a la placa base.
La memoria caché: una memoria ultrarrápida que sirve para que el micro pueda tener "a mano" ciertos datos que posiblemente serán utilizados en las siguientes operaciones sin tener que acudir a la memoria RAM, reduciendo el tiempo de espera. Es lo que se conoce como caché de primer nivel; es decir, la que está más cerca del micro, tanto que está encapsulada junto a él.
Todos los micros tipo Intel desde el 486 tienen esta memoria, también llamada caché interna.
El coprocesador matemático: o, más correctamente, la FPU (Floating Point Unit, Unidad de coma Flotante). Parte del micro especializada en esa clase de cálculos matemáticos; también puede estar en el exterior del micro, en otro chip.
Si más o menos te hiciste una idea de cómo es esto, ahora te vamos a dar algunos conceptos para que entiendas cómo funciona:

· Reloj (clock): es la parte de la computadora encargada de su sincronismo, o sea, de que todos los componentes trabajen a la vez. Se mide en megahercios (Mhz), y cuanto mayor sea más rápido procesará los datos. Un hercio es un golpe de tambor por segundo, un megahercio es un millón de golpes por segundo... Todas las piezas reciben el reloj en forma de impulso eléctrico.
· Segmentado (pipelined): Es una técnica que consiste en realizar operaciones (tanto de memoria como internas en el procesador) de forma consecutiva, o sea, una después de otra. Cada operación se descompone en subpartes simples que utilizan un recurso hardware. Cuando un recurso queda termina pasa el resultado al siguiente y recoge una operación nueva de la entrada. De esta forma se van montando las operaciones como en una cadena de producción, consiguiendo un elevado número de operaciones por unidad de tiempo.
· Escalar: Se llama escalar a poner dentro del procesador suficientes recursos hardware para que este pueda realizar más de una instrucción simultáneamente.

Alerta con las falsificaciones

Si hay un terreno donde las falsificaciones son algo de todos los días, es el de la informática, ya que sin el serigrafiado todos los chips parecen iguales, y para un usuario normal , como cualquiera de nosotros, es imposible reconocer su marca, modelo o velocidad.

Esto se aplica a la perfección para los micros; antiguamente era raro que alguien vendiera un micro falsificado, pero con la llegada del Pentium el problema llegó a adquirir dimensiones alarmantes. Los engaños más típicos suelen ser:
Falsificación: se toma el chip, se le borra o tapa el serigrafiado y se escribe encima. El resultado: un nuevo chip, de calidad inferior , a un precio más alto. Desgraciadamente el arte de la falsificación e s muy difícil de evitar. Una de las maneras sería comprar directamente a las empresas de reconocido prestigio, o directamente eligiendo un chip barato, no pudo haber sido falsificado.
Intercambio de micros: otro parásito en el mundo de los microprocesadores. Un ejemplo muy común de esta práctica es, cuando sin saber por qué, se nos ocurre levantar el ventilador del micro y descubrir, para nuestra sorpresa, que se trataba de un Pentium normal y corriente y no el súper micro por el que habíamos pagado una fortuna.
Lo que nos conviene hacer en estos casos, es volver al lugar de la compra, y una vez que hayan hecho el teatro de que era un error, y otras payasadas, esperar que nos den el micro por el que habíamos pagado, y seguir nuestro camino.
Algunas maneras de evitar estas historias espantosas, podrían ser:
Exigir ver el interior de la computadora: a no ser que compres en algún lugar de mucha confianza, como Compumundo, o algo así, mejor ver qué es lo que estás pagando.

Exigí siempre una factura detallada: y, por el amor de Dios, con el IVA incluído. Será su única garantía de reclamación, así que asegúrese de que está TODO al detalle: modelos, cantidades (RAM, disco duro) y, sobre todo, marcas. Por ejemplo, "chip 200 MHz" no es nada; ¿qué es: un Pentium, un MMX, un II, un K6, un 6x86? (o un 486 superdopado, quién sabe).

Comprá en lugares de nombre: o al menos, con una apariencia decente y organizada. Si no entendés nada de la informática actual, comprate un par de revistas, preguntale a algún amigo o al menos guiate por este artículo.

El Overclockling

Consiste en eso mismo: subir la velocidad de reloj por encima de la nominal del micro. Esta práctica puede realizarse a propósito o bien haber sido víctima de un engaño, que podría traer riesgos para el micro overclockeado.
Los micros de una misma clase nacen, en líneas generales, todos iguales. Luego se prueban y se les clasifica con tal o cual velocidad, según la demanda del mercado y lo que se ha comprobado que resisten sin fallo alguno. Esto quiere decir que muchos micros pueden ser utilizados a más velocidad de la que marcan, aunque fuera de especificaciones y por tanto de garantía.
Las consecuencias negativas son tres: que no funcione a más velocidad de la marcada (pues nada, se le deja como viene y en paz); que se estropee (rara vez pasa si se sube de manera escalonada y vigilando si falla); que funcione pero se caliente (pasará SIEMPRE; al ir más rápido, genera más calor).
Una de las principales consecuencias, positivas, es tener un micro más rápido gratis. Si es lo que necesitás, manual de placa en mano, te convendría seguir los siguientes consejos:
Usar un disipador y un BUEN VENTILADOR, de ser posible uno comprado en algún local especializado en computadoras;
Subir la velocidad gradualmente, nunca en saltos de más de 33 MHz; en ocasiones hará falta subir unas décimas el voltaje al que trabaja el micro para conseguir estabilidad, aunque no es lo deseable por aumentar el calor a disipar;
Estar atentos a cualquier fallo de ejecución, que significará que el micro no está muy estable ;
No exagerar. Subir 33 MHz un Pentium clásico ya está bien; subirlo 50 ó 66 MHz es bastante arriesgado; subirlo 100 MHz es condenarse al fracaso y a quemar el micro.

Desgraciadamente, en los últimos tiempos los fabricantes de microprocesadores (en especial Intel) han tomado consciencia de lo común que se estaba volviendo esta técnica y decidieron controlar un poco la situación, por lo que muchos micros recientes tienen fijo el multiplicador del bus a una única opción; por ejemplo, los Celeron a 333 MHz suelen poder usar únicamente un multiplicador x5. Sin embargo esto nos deja otra alternativa, existe otra forma interesante de hacer overclocking, es la de subir la velocidad externa (o de bus) a la que se comunica el micro con la placa, por ejemplo poniendo uno de esos Celeron de 333 MHz con multiplicador x5 fijo a (75x5=375 MHz) en vez de a los (66x5) normales.

 

   << Volver